Autores de letras de canciones populares elaboraron, para la respetada revista británica "Mojo", una lista con las mejores canciones de la amplia historia musical. Ellos fueron quienes decidieron que "In My Life", canción autobiográfica de John Lennon, que apareció en el álbum Rubber Soul de 1965, es el mejor tema de todos los tiempos.
La lista, confeccionada por una veintena de famosos autores de canciones, entre ellos Paul McCartney, Brian Wilson de los Beach Boys, Jerry Leiber y Hal David, colaborador de Burt Bacharach, sitúa en segundo lugar a "Satisfaction", de los Rolling Stones. Tercera fue "Over The Rainbow" de Harold Arlen y E.Y. Harburg de El Mago de Oz.

1.- "In My Life" The Beatles

In mY life es un tema de Lennon con ayuda de Paul en la parte central de la canción, en la que John habla de sus amigos, de los que seguían y de los que ya no estaban.

Experimentado, se incluye un piano a doble velocidad de George Martin. ¡Fantastica!. Así lo reconocieron algunos de los mejores compositores.

2.- "(I Can't Get No) Satisfaction" Rolling Stones

"(I Can't Get No) Satisfaction" es un tema rock compuesto por Mick Jagger y Keith Richards para su banda, The Rolling Stones. La canción se lanzó como Single en los Estados Unidos en Mayo de 1965, pero también se incluyó en el álbum Out of Our Heads, que salió a la venta en Julio de ese mismo año. "Satisfaction" fue un gran éxito, dando a la banda su primer número uno en los Estados Unidos.

La versión inglesa del "Out of Our Heads" no incluía "Satisfaction", ya que la canción se lanzó en formato sencillo en Agosto de ese año (No era una práctica ortodoxa en el Reino Unido incluir canciones ya lanzadas como single en los álbumes). El single también alcanzó el número uno, siendo el cuarto número uno de la banda en el Reino Unido.

3.- "Over The Rainbow" Judy Garland

"Over the Rainbow" es una de las más famosas canciones de a finales de la década de los 30. Su música fue compuesta por Harold Arlen y su letra escrita por E.Y. Harburg.
Muchos creen que esta canción personifica la esperanzas y sueños de juventud sobre un mundo ideal de amor y alegría. Fue especialmente escrita para dar vitrina a los talentos de Judy Garland en la película El Mago de Oz de 1939. Posteriormente la canción acompañaría a la actriz durante toda su vida; en todas sus apariciones públicas se le pedía que la cantara.

Su sentida melodía y su simple letra representa el deseo de una preadolescente de escapar de la desesperanza del mundo, desde la tristeza de la lluvia hacia el brillo de un nuevo mundo "sobre el arcoiris". Expresa la fe infantil de que el "cielo" magicamente "abrirá una puerta" de un lugar donde "los problemas se derriten como gotas de limón".
La canción ha sido considerada en numerosas ocasiones como una de las más grandes del siglo XX.

4.- "Here, There And Everywhere" The Beatles

La épica "Here, There, and Everywhere" , escrita en el estilo de los Beach Boys que fue versionada exitosamente por Emmylou Harris en 1976 forma parte del séptimo álbum de The Beatles, Revolver, lanzado a la venta el 5 de agosto de 1966.
El álbum presentó varios nuevos desarrollos estilísticos que llegarían a ser más pronunciados en álbumes posteriores. Éste logró ser número uno en la lista de éxitos de Gran Bretaña y de Estados Unidos.

Revolver frecuentemente es citado como uno de los mejores álbumes de la música pop. En 1997 fue selecionado en el tercer puesto de los mejores álbumes de todos los tiempos en una encuesta de 'Music of the Millennium' digida por prestigiosos medios, como son HMV, Channel 4, The Guardian y Classic FM. En 1998 los lectores de la Q magazine colocaron al álbum en el segundo lugar, mientras que en el año 2001, TV network VH1 lo situó en el puesto número uno.

5.- "Tracks Of My Tears" Smokey Robinson and the Miracles

Tracks of my tears, es uno de los éxitos de la época dorada de la Motown (el sello que colocó la música negra y sus artistas en primera fila), plena de sentimiento y desgarro ante el corazón destrozado por el amor (el título se traduce como “El rastro de mis lágrimas”).

En la voz del entonces joven Smokey Robinson y su grupo The Miracles (a quien Bob Dylan ha calificado como el más importante poeta americano vivo) .